sábado, 13 de julio de 2013

Pesto simple

El verde es vida y el pesto es pura vida. El sabor de este aderezo-salsa-mezcla, sea cual sea su nombre técnico, acompaña de forma muy atinada a pastas, quesos, vegetales, pan, y un infinito etcétera. Seguro han visto que se puede comprar en pomos listos para usar, pero aquí no hay comparación.

En esta ocasión ofrezco una versión básica que la hace más económica puesto que los ingredientes son: 



            • Albahaca fresca
            • 1 diente de ajo pelado
            • Aceite de oliva
            • sal


1

Lavamos y cortamos las hojas del tallo.







2

En el procesador / licuadora / mortero agregamos el diente de ajo, la albahaca, un puñito de sal gruesa y generoso aceite de oliva. 

Procesamos / licuamos / machacamos.






3

Reservamos en algún recipiente de vidrio.

 Úselo sin moderación y no se contenga, siga oliendo esa delicia.






*
Sugerencia en el desayuno

Jitomate en rebanadas + aguacate + huevo estrellado o pochado tierno + queso ranchero fresco y mucho PESTO.

(no olvide un pedacito de bolillo salado)