miércoles, 20 de febrero de 2013

Hot-cakes des-huevados

Para aquellos que ya prepararon hot cakes alguna vez en la vida les podría parecer obvio, pero bueno vamos intentado cosas nuevas y fáciles. No hay gran ciencia pero resulta muy bueno. 

El apellido de estos hot cakes es porque alguna vez, usando la típica harina ya preparada, no había huevos y es uno de los tres ingredientes que la bolsita dice que se deben agregar. El resultado fue todo un descubrimiento: mayor cuerpo y textura. Y ya con esa ausencia se agregaron un par de saludables ingredientes.


Los ingredientes:

  • Harina para Hot-cakes (usé la morada de Gamesa)
  • 1/4 de barra de mantequilla
  • 1 taza de leche
  • Arándanos secos
  • Almendras en hojuelas
     
  • Miel de abeja 



Los utensilios:

  • Sartén
  • Palita o espátula
  • 2 tazas
  •  Tenedor
  • Recipiente



Lo primero es leer el empaque, dependiendo la cantidad hot cakes son las proporciones. Además como no nos gustan las reglas del todo, se disponen pasos relajados.








1.  Una cucharada aproximadamente de mantequilla se lleva a derretir, ya sea en el micro o si no hay, pueden hacerlo a baño María.









2.  En el recipiente habremos puesto la medida de harina y  
agregamos la mantequilla.






3.  Vamos agregando poco a poquito leche, y con el tenedor comenzamos a revolver, es decir a incorporar los ingredientes.













Con paciencia vamos a trabajar lo del recipiente y se ira viendo más o menos así:




 


Es entonces que agregamos más leche, poco a poco hasta lograr algo así:







Nuestra mezcla está lista. Ahora ponemos el sartén en fuego medio. Cuando esté caliente tomaremos una servilleta de papel y "pellizcamos" la barra de mantequilla. Con cuidado vamos a "pintar" el sartén con la servilleta, es decir enmantequillaremos ligero el sartén.





La mezcla se debe verter al centro para que resulte uniforme.




La parte divertida es cuando le ponemos los arándanos y las almendras 



 La magia de la cocinada hará que comience a elevarse  un poco. Favor de poner atención al aroma.



 La pregunta de siempre es ¿cómo se cuando voltearlo?. Vamos a ver las orillas cómo van cambiando de color y también porque la mezcla en la parte superior se aprecia casi sólida.




Esta fue la otra cara del Hot-cake deshuevado. Se recomienda llevar la flama a lo más bajo.





Para concluir lo sacamos y lo bañamos con miel de abeja.





Nota: Excelentes para un desayuno o cena en la cama.